Criar sin género ¿nueva moda o esquizofrenia paternal? |
Portada » Columnistas » Madre no hay más que una (pero con muchas cosas que hacer) » Criar sin género ¿nueva moda o esquizofrenia paternal?

Criar sin género ¿nueva moda o esquizofrenia paternal?

Por Sandra Ferrer , 21 febrero, 2014
patuco
Ayer encontré en este mismo periódico digital una noticia que me dejó un tanto pasmada. A modo de resumen, la información, bajo el título “Una pareja cría a su hijo sin género para evitar los estereotipos“, venía a decir que dichos padres habían decidido eliminar de la crianza de sus hijos toda referencia a las diferencias de género. Si no os convence mi resumen, os invito a que leáis la noticia completa.
Sinceramente, será que una está chapada a la antigua o a mí estas modernidades me superan. Con todos los respetos, creo que estas actitudes de padres que utilizan a sus hijos como conejillos de indias son del todo desafortunadas.
Está claro que en el siglo XXI la igualdad de género y la emancipación de la mujer son temas que ya no son tabú y, aunque sí que es verdad que aun queda un largo camino por recorrer, sobretodo en lo que a violencia de género se refiere, dudo que pintándole las uñas a un niño se solucionen problemas de tamaña seriedad.
Es cierto que hombre y mujer deben ser iguales. Pero iguales ante la ley y la sociedad. Pero no creo que sea machista ni retrógrado vestir a un niño de azul y una niña de rosa o dejar que tu hijo juegue a la pelota y tu niña se vista de princesa. Aunque ahora va a resultar que regalar un balón a un niño o una muñeca a una niña será razón suficiente para quemarte en la hoguera de la modernidad.
Será que yo tengo la conocida como “parejita” y nunca he tratado de manera distinta a mi hijo y a mi hija pero a mi nunca me ha molestado que el muchachuelo juegue con espadas de la misma manera que no le prohíbo que juegue con la cocinita rosa de la Hello Kitty de su hermana. Y a la inversa lo mismo. La verdad es que cuando compraba bodies azules para mi bebé chico o me saturaba (aún lo hago) con el rosa que a mí (y a mí princesa) me chifla, no iba más allá del simple deseo por algo más o menos bonito. Será que soy un poco simple. A lo mejor.
Me da la sensación que en el afán de algunos por alejar a sus retoños del demonio capitalista y romper todas las normas establecidas, se pasan demasiados pueblos. Que esta pareja negara a sus hijos el nombre (objetivo) de niño o niña me parece descabellado. Me parece que empiezo a conformarme con esto de ser simple.
Yo diría, en mi siempre humilde opinión, que son más importantes cosas como los valores de la igualdad, que todos en casa hagan lo mismo, ayuden por igual, sean del género que sean, que no que lleven un pantalón de un color o una falda de otro.
Educar en el respeto no significa que debamos negar a nuestros hijos lo que son. Y yo creo que hay cosas que son por naturaleza, y no por convenciones sociales. Que las mujeres sean más dulces y los hombres más rudos no creo que se acentúe ni se palíe por pintar a un retoño las uñas (perdonad que lo vuelva a citar, pero es que me ha extrañado la anécdota, qué quereis).
Que los niños crezcan alejados de la violencia, el machismo más dominante o la panfilez femenina más supina, creo que depende más de enseñar a nuestros hijos a respetarse los unos a los otros aceptando la diferencia de ambos géneros y no poniéndonos a todos en el mismo saco. No sé si me explico.

8 Respuestas a Criar sin género ¿nueva moda o esquizofrenia paternal?

  1. Pingback: Criar sin género ¿nueva moda o esquizofrenia paternal? | Sandra Ferrer Valero

  2. Pingback: Criar sin género ¿nueva moda o esquizofrenia paternal?

  3. draakun Responder

    21 febrero, 2014 a las 7:44 pm

    Solamente el título me parece de un casposo y despectivo que la flipas.
    Si quieres poner en duda que sea beneficioso o perjudicial hazlo con argumentos, no con desplantes.

    Preestablecer a un menor un papel en virtud de sus genitales no me parece lo más ideal. Que la criatura escoja a qué quiere jugar, con qué, y de qué color se quiere vestir, sin tener que sufrir las burlas de los que le rodean por ello sería lo correcto. Pero te recuerdo que si una niña se viste de azul y quiere jugar a fútbol no pasa nada. Pero si un niño se viste de rosa y quiere jugar a las princesas, el machaque al que lo pueden someter es de antología. Y esto es un ejemplo clarísimo de como las mujeres todavía están por debajo, en valoración, respecto a los hombres, por mucho que nos creamos modernos. Si un niño se convierte en niña, pierde estatus, y es objeto de burla o hay que evitarlo a toda costa.

    Criar sin género significa proteger de la sociedad al niño (o niña) de los desplantes y las presiones para adoptar roles que tal vez no le gustan. Hay que ser muy valiente como padres para hacer algo así. No desprecies tan a la ligera. No entender los motivos, o que te sientas incómoda con ello, vale… Pero de ahí a que trates de insultar, no gracias.

    p.d.: ni tengo hijos, ni tengo idea de criarlos así si los tengo alguna vez. Pero soy educadora desde hace muchos años, y la falta de educación me puede.

    • Javier Pérez

      Javier Pérez Responder

      22 febrero, 2014 a las 4:39 am

      “ni tengo hijos, ni tengo idea de criarlos así si los tengo alguna vez.”.

      Pues haber empezado pro ahí y nos habíamos ahorrado el resto.

      Yo, como calvo, opino cuando quieras sobre champús. Total, para lo que me cuesta,..

      🙂

  4. Sandra Ferrer

    Sandra Ferrer Responder

    21 febrero, 2014 a las 9:50 pm

    Respuestas agresivas como estas no ayudan demasiado a educar en el respeto. La naturaleza es la que es y en pos de la igualdad no debería negarse y es lo que entiendo que hacen estos padres. En ningún momento he utilizado insultos ni me he burlado de nadie. Yo sí que tengo hijos y a los dos los trato como iguales, como personas que son, pero un hombre es un hombre y una mujer es una mujer. No lo digo yo, lo dice la naturaleza objetiva. Y si el título te parece casposo, es una opinión. Pero creo que sí, que las cosas en lo que a la educación se refiere se sacan demasiadas veces de quicio. Falta de educación es atacar como haces tú en el comentario. Creo que he dado argumentos y no sé a qué te refieres con desplantes. En fin, la maternidad y la paternidad no son teorías. Se vive para poderla entender. Pero no se utiliza a los hijos para hacer experimentos.

  5. Sandra Ferrer

    Sandra Ferrer Responder

    21 febrero, 2014 a las 10:02 pm

    Por cierto, he visto que en otros foros me insultas directamente, cosa que yo no he hecho. Mal ejemplo para una educadora

  6. No nadie Responder

    21 febrero, 2014 a las 10:33 pm

    decia el comentario anterior:

    “Criar sin género significa proteger de la sociedad al niño (o niña) de los desplantes y las presiones”

    ¿como?. ¿pero no es más lógico acabar con esos desplantes y presionesen la sociedad, en lugar de inocular la falsa idea de que no existe el género?

    Lo que usted plantea es tan manipulador como tratar de que su gato y su perro dejen de creer que lo son para que así no se peleen. Pero si usted quiere que no se peleen, ¿no es más lógico enseñarles a vivir juntos?

    El género existe tal como existe el peso o la masa de los cuerpos. Lo masculino y lo femenino existen y esto es un hecho científico en la mayoría de organismos vivos.

    De hecho parece que usted se ve obligada a acusar a un articulo bastante equilibrado y de sentido común, cuando usted dice que no hay que obliga a elegir colores o juguetes de acuerdo a sus genitales.

    Hoy existe una trampa dialéctica en el uso de la palabra “Género” al darle atribuciones en los problemas entre hombres y mujeres que no tiene que ver con su significado. Al final del camino el objetivo de ese mal uso dialéctico no parece ser el de una simple herramienta para conseguir la igualdad de las mujeres, sino la misma destrucción de la realidad de que existen el género (masculino o femenino).

    Hay que apoyar totalmente a cualquier feminista en sus justas reivindicaciones para conseguir la plena igualdad. Y lo mismo con la homosexualidad. Porque la sociedad debería aceptar totalmente que un ser humano hombre o mujer pueda percibirse de distinta manera o canalizar su atracción sexual independientemente de la expresion biológica de su cuerpo. La sociedad debe aprender a aceptar este hecho y a normalizarlo totalmente

    Pero usted habla de otra cosa distinta. Eso de querer erradicar el género, eso es un experimento con gaseosa de algo que tiene millones de años en la naturaleza. Y eso puede ser muy peligroso tanto para hombres como para mujeres. Y forma parte de una agenda distinta a la del feminismo y mucho más ambiciosa.

    Aunque esto no tiene que ver con la izquierda o la derecha. Muchos se sorprenderían si supieran que quienes financian el discurso de la “disolución del género” son precisamente los grandes poderes mudiales del capitalismo.

    Lo que hacen esos padres es un disparate. Dicen: “El género afecta a la forma de vestir, de jugar y, a la larga, a la personalidad del adulto en el que se convierten”.

    A estos padres se les ha inoculado que los problemas de la sociedad no pueden erradicarse. Los medios son como son, la escuela es como es. Es decir, que la sociedad es como es y lo que usted debe hacer es quitarle el género a su hijo para que no le maltraten o sea un maltratador. Y tal como le decia, si su perro y su gato se pelean no se pregunte porqué sino que opérelos o apuntelos a una manipulación genética antes de que nazcan.

    A fin de cuentas, esa es la agenda que algunos tienen preparada al final del camino y de eso se trata. No cuestione usted las barbaridades de los medios y el cine, ni la calidad de la educación. Quítele el género a su hijo y luego ya hablaremos.

  7. Lola Responder

    22 febrero, 2014 a las 6:58 am

    Sabe usted que a los niños se les vestía de azul para protegerlos de los malos espíritus? El rosa se utilizó mucho después solamente para que las niñas tuvieran también un color, en oposición, pero este rosa no tiene, ni tenía, propiedades protectoras. Ahí empieza la desigualdad.

Deje un comentario