Credit Suisse espera un crecimiento sostenido y un mayor potencial en bolsa en 2018 |
Portada » Economía » Credit Suisse espera un crecimiento sostenido y un mayor potencial en bolsa en 2018

Credit Suisse espera un crecimiento sostenido y un mayor potencial en bolsa en 2018

Por José Julián Martín , 20 diciembre, 2017

Pixabay.com

La entidad financiera suiza Credit Suisse confía en que la economía mundial probablemente protagonice un crecimiento sólido y sostenido, incluso en un momento en que las políticas monetarias empiezan a tornarse menos acomodaticias.

El crecimiento del PIB a escala mundial debería acelerarse ligeramente hasta una tasa del 3,8%, mientras que se prevé que la inflación mundial alcance un nivel propicio del 2,7%. Además, la inversión empresarial, contenida en los últimos años, se convertirá en un importante catalizador del crecimiento.

En vista de este favorable panorama, los inversores pueden seguir esperando unas sólidas rentabilidades de los activos de riesgo en 2018, si bien más limitadas tras el excepcional año en términos de inversión que fue 2017.

Según el informe de Perspectivas de Inversión 2018, se espera que el crecimiento económico mantenga su solidez en los próximos meses, apuntalado por los mercados tanto desarrollados como emergentes. Esta fortaleza continuada entraña un riesgo muy reducido de que se produzca una recesión a escala mundial.

Por regiones

En EE. UU., el incremento de la inversión empresarial, la recuperación de la productividad y un probable impulso fiscal deberían ampliar el sólido ciclo económico durante un año más (previsión para 2018: incremento interanual del PIB del 2,5%)

Se prevé que la zona euro protagonice una continuación de la reciente fortaleza del ciclo, salvo que se produzca una improbable crisis política o una drástica apreciación del euro (previsión para 2018: incremento interanual del PIB del 2,0%)

Suiza debería beneficiarse de la favorable coyuntura de las exportaciones, gracias al repunte del crecimiento mundial y la depreciación del franco suizo. Los dos principales catalizadores del crecimiento interno de los últimos años —la inmigración y el ciclo inmobiliario— se están disipando (previsión para 2018: incremento interanual del PIB del 1,7%).

Resulta probable que las economías emergentes sigan constituyendo un pilar de crecimiento para la economía mundial, con un riesgo limitado de episodios alcistas de la inflación y los tipos de interés, siempre que sus divisas se mantengan estables.

China seguirá desempeñando un papel fundamental y se espera que su contribución de crecimiento en la economía mundial aumente aún más en vista del creciente peso del país. Dado que los líderes chinos siguen firmemente centrados en la estabilidad, Credit Suisse espera que se produzca un proceso de ajuste gradual con una divisa en niveles estables. A más largo plazo, los elevados niveles de endeudamiento empresarial seguirán constituyendo una preocupación (previsión para 2018: incremento interanual del PIB del 6,5%).

“La inversión empresarial, la actividad de fusiones y adquisiciones y, a su vez, el incremento del apalancamiento empresarial, se perfilan como las grandes temáticas de 2018”, comenta Michael Strobaek, director de inversiones global de Credit Suisse.

“Esperamos que el próximo año sea relativamente positivo para el crecimiento económico, lo que debería contribuir a que los activos sensibles al crecimiento sigan registrando un comportamiento favorable. No obstante, somos conscientes de los posibles riesgos, ya sean de naturaleza política, económica o geopolítica, o regulatoria”.

Perspectivas para los mercados

Los responsables de estrategia de inversión de Credit Suisse consideran que los mercados bursátiles mundiales cuentan con un mayor potencial alcista de cara a 2018, a medida que el sólido crecimiento económico impulse los beneficios e incremente la confianza.

Esto debería propiciar unos mayores flujos de entrada en los mercados de renta variable. La retirada de liquidez por parte de los bancos centrales constituye el principal desafío, especialmente en los últimos meses de 2018.

Se espera que en 2018 los mercados bursátiles emergentes generen unas rentabilidades totales de doble dígito moderadas, y las perspectivas son especialmente alentadoras para los valores de pequeña capitalización. En los mercados desarrollados, los mercados de renta variable de Japón y Suiza son los que tienen mayor potencial.

A escala sectorial, las mejores perspectivas se concentran en los sectores de salud, de telecomunicaciones, industrial y financiero. Las acciones del sector inmobiliario de la zona del euro también brindan oportunidades interesantes para los inversores, dado que siguen presentando unas rentabilidades elevadas.

Credit Suisse espera que los rendimientos de los bonos en la mayoría de mercados desarrollados aumenten de forma moderada, mientras que deberían mostrar una evolución plana en EE.UU. (alrededor del 2,7%). En los mercados emergentes, aprecian una especial preferencia por la deuda denominada en divisa local, en vista del elevado carry que sigue presentando, así como de su potencial de mayores recortes de los tipos de interés en los diferentes mercados.

En cuanto a las divisas, las medidas de normalización monetaria de la Fed podrían estabilizar la tendencia del dólar, pero el probable ajuste al alza de los rendimientos en Europa apunta a que el euro podría seguir apreciándose.

Deje un comentario