Corrupción en el poder, de George Hickenlopper |
Portada » Cultura » Cine » Corrupción en el poder, de George Hickenlopper

Corrupción en el poder, de George Hickenlopper

Por José Luis Muñoz , 28 Junio, 2014

corrupcion_en_el_poder-cartel-5593Misterios de la distribución en España con el estreno de esta película, un thriller financiero político salido de la mano del norteamericano George Hickenlopper (St. Louis,1963/2010)—La sombra del intruso, Ciudad de perros, La gran rueda del poder, Servicio de compañía, Factory Girl—que llega a España con cuatro años de retraso y después de Margin Call, que también protagonizaba Kevin Spacey junto a Jeremy Irons.

La historia de Jack Abramoff (Kevin Spacey), un conseguidor judío acusado de fraude, corrupción y soborno a políticos de Washington a cambio de iniciativas legislativas ventajosas para sus corruptores clientes, puede sonar a dejá vu ahora precisamente porque se estrena a destiempo, no solo de la mencionada Margin Call sino, sobre todo, de El lobo de Wall Street de Martin Scorsese. La película, dialogada de principio a fin y con ritmo trepidante, sigue las andanzas de este ingeniero de los sobornos, llamado en EE.UU. lobista, bien relacionado con los políticos republicanos en los que influye a base de dinero contante y sonante y regalos de todo tipo. La cosa se complica cuando deja un muerto por el camino y los miembros de cuatro tribus nativas, en cuyos negocios de casinos mete baza Abramoff, se sienten engañados y el FBI empieza a investigar sus trapicheos y el origen y destino de su dinero: las arcas republicanas.

Corrupción en el poder es la típica película de denuncia política, basada en hechos reales—el realizador aprovecha algunos planos del juicio real en los que se ve al candidato McCain en serios apuros—a la que es tan dada la cinematografía norteamericana que las hace suyas sin problemas porque su denuncia queda en agua de borrajas: nada cambia en el seno del imperio. Lo que Jack Abramoff hace, y por lo que pagó con una insignificante condena de cárcel, es el modus operandi de los partidos políticos en EE.UU y, como estamos viendo (Bárcenas, ERES, caso Palau), de los de aquí.

Correcta, sin estridencias, con un look de producción televisiva modesta, la película parece diseñada para el lucimiento personal de Kevin Spacey que arañó ese año un Globo de Oro a la mejor interpretación que se llevó finalmente Paul Giamatti, la película del norteamericano George Hickenlopper, que murió a poco de terminar de rodar el film, cuenta con la interpretación sorpresa del nativo americano Graham Greene, el piel roja no el escritor británico, aunque a ellos no les guste que así les llamen, de Bailando con lobos. Una sorpresa en una película que no las tiene.

Título original: Casino Jack
País: Canadá
Año de producción: 2010
Género: thriller político
Duración: 108 minutos
Director: George Hickenlopper
Estreno en España: 20/06/2014

Deje un comentario