Clásico vibrante que afianza al Barça como lider |
Portada » Deportes » Clásico vibrante que afianza al Barça como lider

Clásico vibrante que afianza al Barça como lider

Por Carlos Toribio , 23 marzo, 2015

Eléctrico, espectacular, intenso y dramático. Así fue el partido entre F.C.Barcelona y Real Madrid que disputaron ayer en el Camp Nou, que consolida al equipo de Luis Enrique en el liderato de la liga BBVA, tras su victoria por 2-1.

Posiblemente no fue el Clásico más impresionante a nivel de juego de los últimos años, pero la forma de disputarlo por parte de los dos conjuntos, son de esos partidos que hacen enganchar a la afición a este deporte, y seguir considerando este duelo como el más espectacular del mundo a nivel futbolístico.

El Barça colocaba el mismo once que disputó el partido de Champions contra el Manchester City, con el cambio normal de porteros (Bravo por Ter Stegen). El Madrid sacaba su once tipo, con la pareja de centrales formada por Ramos y Pepe, y esperando que su tridente de ataque hiciese de las suyas y dominase el juego ofensivo. Todo bajo la supervisión arbitral de Mateu Lahoz, fijo en este tipo de partidos por su forma de ver el juego y dejar jugar…

El partido comenzaba con un ambiente impresionante, inmejorable, con una afición volcada con su equipo. Himno a capella, mosaico monumental y todo preparado para el inicio. Fueron unos primeros minutos de tanteo, para comprobar las fuerzas de cada uno, donde Mascherano y Kroos lo saben hacer a las mil maravillas. Se llegaría al minuto 18 y aquí saldría uno de los fogonazos técnicos de Messi, ya que sirvió en bandeja el 1-0 al francés Mathieu, que firmaba así su primer gol en liga con el conjunto catalán. El Madrid consideró que tenía que seguir fiel a su estilo, y a la media hora, Cristiano Ronaldo encontró un agujero en la defensa culé para colocar las tablas en el luminoso del coliseo blaugrana.

Luis Suárez marcó el gol decisivo de la victoria.

Luis Suárez marcó el gol decisivo de la victoria.

Así, con empate se reanudaría la segunda parte, y el Barça salió con un claro cambio de chip, con energías renovadas y con el claro objetivo de marcar el segundo y poner tierra de por medio. Alves en el minuto 55 enviaba un balón largo al área que encontró al killer Luis Suárez, para así el uruguayo cruzar el balón y marcar el gol que daría la victoria. A partir de aquí, hubo poca réplica blanca, con poca participación de Isco y Modric, Bale casi desaparecido, y sólo había el buen hacer de Benzema y Ronaldo. Los cambios de Ancelotti dieron poco resultado, Bravo estuvo inconmensurable con su paradas, Casillas evitó una victoria más clara y Busquets y Xavi durmieron el partido para mantener el resultado, que hace al Barça conseguir un balance inmejorable para esta última fase decisiva de la liga y de la temporada, ya que se coloca a cuatro puntos del gran rival, que se va al parón de selecciones con dudas y problemas sin resolver que ya arrastraba.

Deje un comentario