Portada » Archivos por categorías » Cultura » Cine (Página 61)

El pasado, de Asghar Farhadi

El pasado, de Asghar Farhadi

No se le han subido a la cabeza los humos de la gloria al director iraní Asghar Farhadi (Khomeyni Shahr, 1972)  con el merecido oscar a la mejor película extranjera…

No se aceptan devoluciones, de Eugenio Derbez

No se aceptan devoluciones, de Eugenio Derbez

Creía uno extinguido el desopilante melodrama mexicano, circunscrito a día de hoy a las cadenas televisivas en forma de horrísonos culebrones, cuando Eugenio Derbez, un cómico muy popular en su…

Tren de noche a Lisboa, de Bille August

Tren de noche a Lisboa, de Bille August

 ¿Cuándo se jodió Bille August? podría preguntarse uno parafraseando a Mario Vargas Llosa en Conversación en La Catedral. Pues desde el óscar con Pelle en el conquistador, su mejor película,…

Cine y Boxeo: un viaje hacia la oscuridad

Cine y Boxeo: un viaje hacia la oscuridad

Hace algunos días, Rosario Naranjo, colaboradora de El Cotidiano, recogía la noticia de la muerte del boxeador Rubin “Huracán” Carter, un peso medio que en 1966 fue detenido, sin otro…

En la muerte de Michael Glawogger

En la muerte de Michael Glawogger

  Desde diciembre del año pasado el cineasta austriaco Michael Glawogger trabajaba en un nuevo documental, sin título, con el que pretendía seguir indagando en las consecuencias de la llamada…

Scarlett Johansson desnuda como arma de marketing viral

Scarlett Johansson desnuda como arma de marketing viral

La actriz Scarlett Johansson ha invadido Internet, otra vez. En esta ocasión se trata de una imagen suya en la que aparece en un desnudo frontal, de cuerpo entero. Twitter…

LA MOVIOLA VALIOSA: Noé y el cine

LA MOVIOLA VALIOSA: Noé y el cine

LECTORES: El mejor Guionista, que recrearon  los Clásicos grecolatinos, Shakespeare y todos los Grandes de la Literatura, de todos los tiempos y lugares,  sigue siendo ése, al que algunos llamamos…

LA MOVIOLA VALIOSA: Funny, funny, funny cine…

LA MOVIOLA VALIOSA: Funny, funny, funny cine…

Invocamos el amparo de los “santos” Plauto y Terencio. La comedia clásica irrumpía y se entremezclaba en las gentes, con igual afecto y apego, que las eximias tragedias que inundaban…