Desde mi montaña mágica |
Portada » Archivos por categorías » Columnistas » Desde mi montaña mágica

¡Es la mafia, estúpidos!

¡Es la mafia, estúpidos!

Vean la cara de este delincuente. Delincuente, que no presunto delincuente, puesto que tiene una condena en firme por el saqueo de las Tarjetas Black de cuatro años y medio…

Manadas, jaurías y lobos sanguinarios

Manadas, jaurías y lobos sanguinarios

El género masculino anda algo desquiciado últimamente y se aprecia en muchos aspectos un retorno a la caverna, y no a la de Platón precisamente. De un tiempo a esta…

El desbloqueo

El desbloqueo

A pocas horas de estas elecciones anómalas, que se han convocado desde el gobierno central en virtud del artículo 155 y que han aceptado todos los partidos, incluyendo los insurrectos,…

Linchamientos diversos

Linchamientos diversos

Desde posiciones muy próximas al PSC se está cuestionando, sobre todo desde la ruptura del pacto de gobierno con ese partido en el Ayuntamiento de Barcelona, la figura de la…

¿Y ahora qué?

¿Y ahora qué?

Es el lema que figura en una de esas camisetas que últimamente me pongo con más razón que nunca. La camiseta no es mía, que conste: alguien se la dejó…

De disparate en disparate hasta el desastre final

De disparate en  disparate hasta el desastre final

Catalunya es hoy una caldera que no admite más presión. Existen dos bomberos pirómanos, Carles Puigdemont y Mariano Rajoy, a los que convendría bajar de las dos locomotoras para impedir…

¿Cuándo se perdió todo?

¿Cuándo se perdió todo?

Los periodistas y sus medios de comunicación. ¿Cuando se jodió la profesión de periodista? ¿Cuándo empezaron a contarnos mentiras desde los medios de comunicación y no por ellos sino por…

Razón versus emoción

Razón versus emoción

Vayamos por partes y no nos dejemos arrastrar por las emociones porque nos vamos a hacer daño entre unos y otros, y últimamente lo que veo son emociones a flor…

Déjà vu

Déjà vu

Hace 46 años yo era un delincuente. Un delincuente para el franquismo, claro, que era un régimen, en su esencia, delincuente, liberticida y asesino aupado al poder mediante un golpe…

Perdonen que no me manifieste

Perdonen que no me manifieste

Pasé mi particular Diada en Vic, territorio “indepe” donde los haya. Huí precisamente de esa Barcelona invadida por las esteladas y la ilusión de millones de catalanes que han comprado…