Aves de paso |
Portada » Archivos por categorías » Columnistas » Aves de paso

Confeti para el mitin

Confeti para el mitin

Acabo de leer el recurso de alzada que una ciudadana elevó hace una semana, contra la autoridad competente de Sanidad y Asuntos Sociales de la Comunidad Autónoma de Castilla la…

La celda vacía

La celda vacía

El quince de junio del pasado año felicité a Leopoldo María Panero por su cumpleaños con una columna en la revista Culturamas. Créanme que tenía la certeza de que sería…

Entre la tierra y el cielo

Entre la tierra y el cielo

De niño me dormía en la cuna mecido con las soleás que me cantaba bajito mi padrino, Juan Jimenez el Macareno, un cantaor con la garganta de granito y un…

África. Mea culpa

África. Mea culpa

Anteayer hemos descubierto en nuestra cada día menos acomodada pero más burguesa sociedad, que los negritos del África tropical ya no cantan la canción del Cola Cao. A los pobres…

Iberia, la tierra prometida

Iberia, la tierra prometida

Déjenme que a los más jóvenes les ejemplifique la sustancia de esta columna con una fábula que a los mayores, les traerá recuerdos del talco de las tizas de la…

Su sentencia. Gracias

Su sentencia. Gracias

Esta España esperpéntica, burda secuela de cualquier pieza Valleinclaniana, acabará, de seguir así este antinatural estado de cosas, con los actores y el público exiliados en algún recoveco infame de…

Gol a la eternidad

Gol a la eternidad

No soy un especialista en fútbol, apenas lo he jugado en mi frágil niñez y lo he seguido poco en mi resignada adultez; pero nunca olvido una cara, ni una…

Dioses y demonios

Dioses y demonios

Al final van a tener razón el universal san Juan en su Apocalipsis y nuestro Juan Manuel de Prada en toda su obra, impregnada a menudo por el rastro que…

Sepulcros blanqueados

Sepulcros blanqueados

No se lo pierdan, esta semana, en el Congreso de los Diputados, los líderes de los dos grandes partidos políticos se pusieron místicos. Rubalcaba –alias Alfredo en los períodos electorales–,…

Hollande, el amante furtivo

Hollande, el amante furtivo

Estamos amarrados a nuestras debilidades. Los franceses más, porque ellos, en todo, son siempre más que los demás. Así que me temo, que el infernal trío amoroso en el que…