A falta de sol |
Portada » Archivos por categorías » Columnistas » A falta de sol

Las bicicletas son para el verano

Las bicicletas son para el verano

Las fronteras entre las estaciones están deshilachadas. Solsticios y equinoccios han dejado de ser hitos de paso, metas volantes, frontispicios de adiós y bienvenida entre primavera y verano, verano y…

Otoños futuros

Otoños futuros

Describe Homero en La Iliada a los seres humanos como esas hojas que el viento abate los otoños. Una imagen humilde de nuestra frágil realidad para expresar lo vano de…

Culo veo

Culo veo

Decir que el tiempo pasa es una obviedad, incluso una tautología, porque tiempo y pasar se identifican. Sin embargo, pese a lo evidente, no siempre somos conscientes de este pasar…

La voz fuera del coro

La voz fuera del coro

Más allá de independencias, pendencias y pendencieros, lo que está en juego es otra autonomía que nada tiene que ver con fronteras ni constituciones, pues corre peligro en el Planeta…

El abrazo contrario

El abrazo contrario

Tarde de lunes. Cruzamos de la mano por la Plaza de Oriente. Dicen que el otoño ha llegado, pero que se ha quedado a vivir en los arrabales de la…

Prometeo

Prometeo

En aquellos tiempos en los que los dioses andaban todavía de correrías por este mundo, sucedió que el titán Prometeo, considerado amigo de los hombres, quiso hacer engaño al todopoderoso…

Correr

Correr

Aunque la memoria no es tan fija y esclerótica como nos empeñamos en creer, más bien es plástica y se va modelando con el paso de los años, dando forma…

La envidia de los vagos

La envidia de los vagos

Dicen que la realidad supera a la ficción y, al paso que vamos, hasta a la ciencia ficción se queda obsoleta de un día para el que le sigue. Debo…

El exceso

El exceso

Pasados ya los fastos de la Semana Santa, nos llevará unos días recuperar la rutina habitual de los sentidos, saturados por una amalgama de impresiones. El oído tardará en librarse…

Legión infantil

Legión infantil

Mañana de trabajo, de formularios y papeleo, de dejar los ojos en la pantalla del ordenador, de ocupación un poco autómata, sin emoción. La vida es eso que pasa mientras…