Carta a los violentos: |
Portada » Columnistas » Carta a los violentos:

Carta a los violentos:

Por Yolanda Larrea Sánchez , 5 Diciembre, 2014

Os movéis con impunidad por el fútbol, y os movéis con impunidad por la vida. Utilizáis el gregarismo como fuerza y bandera de vuestras ideologías. Hacéis verdad eso de que el hombre es un lobo para el hombre. Vuestro trofeo es el temor del otro. Del que no es como vosotros. Del trabajador que ahorra para llevar a su hijo a su primer partido al Camp Nou. Perseguís a los pocos que se han estado atreviendo a levantar la voz contra vuestra desvergüenza. Esperáis en la sombra, en cada esquina, en cada recodo de este maldito mundo para que nunca olviden que sois dueños de su miedo. El pánico de unos, es el alimento de otros. De los cafres que, como en todos los ámbitos de la vida,  recuerdan que el hombre y su tragedia no suelen ser gratuitos. Y no solo acabáis con la vida de vuestra víctima, sino que destrozais todo a su alrededor. Familia, amigos, conocidos..todo es silencio. Si solo era fútbol, dirán muchos. Maquiavelo nunca estuvo tan acertado.                                                                                                                           Defendéis con descaro vuestra inocencia, pero os cubrís la cara como criminales. Lo que no sois, es tontos. Claro. Eso siempre ha sido lo peor: el individuo que conjuga maldad e inteligencia. Al fin y al cabo, con la ausencia de esta última no se puede llegar muy lejos. Y vuestro intelecto, es directamente proporcional a vuestra bestialidad. 249 víctimas por el fútbol llevan en Argentina. Durante el Mundial, también hubo multitud de indicentes. El 8 de Julio, Brasil no solo perdió un partido, también  una vida a causa de los disturbios en Río. Una país cuyas sombras quedaron a la luz de todo Occidente. En España, cada cierto tiempo fallece alguien. 11 exactamente en las últimas décadas. Son los números que demuestran la lacra de este deporte. Qué se puede esperar de bestias que tiran a una persona inconsciente al agua. Las intenciones, en semejante contexto, son claras.  Y si os seguís moviendo impunes es porque nuestros “políticos” del deporte rey miran para otro lado. Dato que queda bien reflejado en la figura de Ángel María Villar. Y pensar que este señor continúa calentando la silla de la Federación… Al parecer, no solo Mariano entiende de inmovilismos.

Si bien la lacra sois vosotros, lo cierto es que nosotros también tenemos mucho que cambiar. Porque ningún dedo en el ojo del entrenador rival ha de marcar el camino de nada. Porque Piqué a veces debería callar más, y provocar menos. En cuanto a los ultras..quizá no todos sean iguales. Sin embargo, no ha de haber lugar para la violencia, con sangre o sin ella. Y, en esto, la palma se la lleva el Frente Atlético. Nos debería dar asco como amantes del fútbol cómo, en  un estadio como el Calderón, se han oído retumbar frases como: “Ea ea ea, Puerta se marea”. Esto no. Esto sí que no. Porque, a veces, las palabras pueden herir más que los golpes. Pero en este caso, se acaban ante tanta y tanta miseria humana.

Hace unos meses me encontraba en las inmediaciones del estadio San Mamés, cuando me dispuse a entrar en un bar. En él, como no, solo se hablaba de fútbol. Los gritos que más se escuchaban eran..”ese portugués, hijo de puta es”, además de los ya consabidos “chulo”, “gilipollas” y un largo etc. No seamos demagogos. Vosotros sois unos cafres, pero nosotros no podemos ser tan hipócritas, tan fariseos, de ir después pidiendo respeto. Este es el mundo que dejamos. Conviene recordar que antes de fanático, hay que ser persona, y antes que los colores, están los valores. El fútbol es un juego, solo eso. Un maldito juego, y os lo estáis cargando.

 

Deje un comentario