Bombones de caramelo y algunas curiosidades sobre el amigo invisible. |
Portada » Cocina Cotidiana » Bombones de caramelo y algunas curiosidades sobre el amigo invisible.

Bombones de caramelo y algunas curiosidades sobre el amigo invisible.

Por Eva María Torres de los Santos , 24 Diciembre, 2015

bombones de caramelo

Sé que cuando llegan estas fechas hay dos preguntas que te rondan en la cabeza: ¿cuánto puede aguantar el estómago de una persona sin reventar? y ¿a quién se le pudo ocurrir la idea del dichoso amigo invisible?

Aquí entre tú y yo, ¿fastidia, eh? Todos los años igual. Ya sea en el trabajo, en las clases de inglés, o en las de baile, en tu grupo de amigos, o en tu familia, siempre hay un original de turno al que se le ocurre jugar al amigo invisible y, claro, tú no puedes negarte sin quedar como un desaborido más seco y con menos sangre que un polvorón.

Así que, como todos los años, terminas metido en semejante engorro y, como todos los años también, te pasas unos cuantos días incordiando a tus conocidos con la misma cantinela: ¿qué le compro a Fulanito/a? Para más inri, Fulanito/a, además, suele ser un/a desconocido/a que te ha tocado de rebote. Yo no sé para qué nos mareamos tanto si al final siempre terminamos comprando lo mismo. Déjame adivinar. Si te toca jugar al amigo invisible en el trabajo o entre familiares, regalas cosas protocolarias como bufandas, guantes y carteras, como si la gente llevara el dinero en los bolsillos y se pasara el día arrecía. Mientras que, si haces el amigo invisible entre amigos, regalas tazas y libretas como si no tuvieran vasos en sus casas ni papel para escribir. ¿Me equivoco? Esto del amigo invisible tiene su enjundia, que parece que no, pero sí, de hecho, hay tiendas cuya naturaleza es el arte de vender “chuminás” para regalar.

Es cuando te estás quemando la sesera pensando qué regalar, cuando empiezas a preguntarte de dónde viene una tradición que a nadie le gusta pero a la que todo el mundo juega. Pues tranquilo que nosotros, los españoles, no fuimos los de la idea.

 Al parecer, el origen del amigo invisible podría estar en…

Puedes seguir leyendo este artículo en EVAdeTE.

Deje un comentario