¿Bilingüismo? |
Portada » Columnistas » La incubadora » ¿Bilingüismo?

¿Bilingüismo?

Por Javier Moreno , 11 febrero, 2014

La cosa ocurre más o menos como sigue. Una madre con su hija en brazos en un parque infantil ubicado en una céntrica plaza madrileña. En ese momento una familia inglesa disfruta del parque con sus dos hijos. La madre española quiere que su hija (cuatro años, a ojo de buen cubero) se despida de los visitantes y le pide que lo haga en inglés. A la niña no le apetece y la madre insiste. Ante el recalcitrante mutismo de la pequeña, la madre acaba diciendo, irritada, pero bueno, para eso te llevo a un colegio bilingüe. Lo dice sin asomo de humor ni ironía. Vamos, que lo dice en serio. Fuera del parque la madre sigue recriminando a su pequeña que no pronunciara ni una sola palabra en el idioma de Shakespeare. Podrías haber dicho algo, bye, bye, si tú sabes cómo se dice.

La anterior historia, absolutamente verídica, me sirve para mostrar hasta qué punto ha calado entre la ciudadanía el papanatismo del bilingüismo tal y como se viene implantando desde hace años en la comunidad de Madrid. Tengo amigos sensibles e inteligentes que son capaces de afirmar que los contenidos educativos no son tan importantes como el hecho de aprender idiomas, que lo mejor que pueden legar a sus hijos es el dominio de dos –o tres- lenguas. Pues vale.

Quiero hacer constar que yo no tengo nada contra el bilingüismo. España es un ejemplo en cuanto a bilingüismo se refiere, y si no que se lo pregunten a catalanes, gallegos y vascos. De lo que estoy en contra es de este modelo educativo que finge ser bilingüe, donde los alumnos aprenden las asignaturas (nunca Lengua y Matemáticas) de profesores que no son estrictamente bilingües y que, sin remedio, obliga a estos últimos a rebajar los contenidos de su materia para hacerse comprender por unos alumnos que tampoco lo son –bilingües- porque ni su padre ni su madre lo son. El resultado es un despropósito similar al que uno obtiene en el juego del teléfono roto, pero con consecuencias mucho menos lúdicas. El profesor reduce información para verterla a un idioma que no siente como propio y el alumno, que tiene dificultades para entender ese idioma que no es el suyo, entiende poco de lo que dice su profesor. No me baso en conjeturas ni especulaciones. Me remito a las opiniones y las experiencias de profesionales de secundaria y de padres que asisten entre preocupados y estupefactos al hecho de que sus hijos carezcan de la formación suficiente en algunas materias. El bilingüismo así entendido no deja de ser una pose, un maquillaje político que hace bonito de cara a la galería, que celebra encantada los jelous y los gud mornin de sus retoños que, en cuanto sus padres se descuidan, abandonan este bilingüismo gomaespumesco para ver sus películas dobladas al castellano. Esto no llega ni siquiera al nivel de la aculturación (sustitución de una cultura propia, la supuestamente española, por otra ajena, la anglosajona), es simple mojigatería y superstición. Ramón Gómez de la Serna, tan agudo siempre, decía que lo bueno de saber idiomas es que uno puede repetir la misma tontería de maneras diferentes. Me temo que sin un bilingüismo real ni siquiera nuestros jóvenes puedan cumplir con la segunda parte de la afirmación de de la Serna. Corremos el serio riesgo de quedarnos con la ignorancia y la tontería, a secas.

12 Respuestas a ¿Bilingüismo?

  1. soledad Responder

    19 febrero, 2014 a las 4:50 pm

    Por fin cuando yo lo esplico nadie me entiende…..es una moda entre las mamas creen que no estar en un colegio biligue es estar en un colegio de dudodasa reputacion……venga hombre ya esta bien con la tonteria

  2. Pingback: ¿Bilingüismo? | Crónicas de ...

  3. Antonio G. Heroloa Responder

    19 febrero, 2014 a las 8:04 pm

    Muy bien, en este caso (doctores tiene la Iglesia) pero entonces como se explica que en bastantes otros paises se hable con fluidez aceptable principalmente ingles y o frances?

  4. teresa Esteban Responder

    19 febrero, 2014 a las 11:53 pm

    Porque lo estudian como lengua extranjera en serio, por que las películas no se doblan, porque sus padres hablan mas de una lengua, en fin, porque trabajan en serio y no sólo para ganar votos de gente que sólo habla una lengua..

  5. Anabel López Responder

    20 febrero, 2014 a las 3:08 pm

    Querido Javier Montero… lo podías decir más alto, pero no más claro… Resultado de ese pretendido bilingüismo?? Los alumnos no hablarán mejor una segunda lengua y sus conocimientos de las materias serán mucho más básicos. Dónde están las ventajas??? Se entendería el si los profes fueran todos realmente bilingües o nativos… pero desgraciadamente no es así. Explicar cualquier tema cometiendo graves errores gramaticales y con una pronunciación terrible no va a ayudar a ningún estudiante… y desgraciadamente es así (he sido testigo…) tela marinera!!

  6. Ana María Soler Cejudo Responder

    20 febrero, 2014 a las 3:49 pm

    Totalmente de acuerdo, Anabel. Y en Castilla la Mancha, gracias a la señora Cospedal, todavía es más sangrante la situación

  7. Pingback: ¿Bilingüismo? | L a t i n a R e V e r d e

  8. Raquel Responder

    20 febrero, 2014 a las 11:08 pm

    Lo del bilingüismo en CLM es surrealista, y el nivel de la mayoría de los profesores bastante bajo y ojo, que no me meto con estos profesores que trabajan muchísimo y hacen esfuerzos extraordinario por dar bien sus clases, sino que, por mucho que las autoridades se empeñen y pongan aulas europeas, una acreditación de B2 en ningún caso capacita para dar una materia en inglés, y mucho menos de las maneras que la dan en algunas entidades.

    Lo malo es que en unos años nos van a forzar a todos los centros a “ser bilingües” sin medios, sin preparar a los profesores con estancias de aprendizaje en el extranjero y sin nada de nada.

    El inglés se aprende con buenas clases de inglés, con pocos alumnos por clase y con medios.

  9. Rodolfo López M. Responder

    21 febrero, 2014 a las 10:22 am

    Todo depende del ounto de vista. Quizá yo prefiero que mis retoños (lo digo por intentar humildemente seguir imitando el estilo de Pérez Reverte) aprendan un idioma predominante para contribuir a la creación de oportunidades de presente y futuro, además del enriquecimiento personal que supone si se trabaja bien ( podemos enseñar también cultura, valores y casi cualquier asignatura usando la lengua extranjera como vehículo) en lugar de enseñar contenidos que se olvidarán tras hacer el exámen en muchos casos y que en otros no son tan aplicables , que ya no entro en la importancia subjetiva que cada uno dé a cada asignatura.
    Partiendo de esta base, también quiero darte la razón en la actitud tan cretina de gente como la madre, no por el hecho de animar a su hija a usar contenidos que ha aprendido, que me parece fenomenal, sino por la posterior bronca y los efectos de rechazo que puede producir en la niña hacia el idioma. Un saludo y disculpad los herrores del texto (escribir con el movil es dificilísimo con el tamaño de mis manos)

    • Fernando Responder

      28 marzo, 2014 a las 11:40 am

      Estoy de acuerdo contigo, pero la transmisión del saber entre generaciones es fundamental para no generar tontos. Es cierto que el inglés es un idioma pendiente entre los españoles, pero con esta forma de enseñarlo, los españoles ni saben inglés ni sabrán nunca lo que sus antepasados han conseguido que no es ni más ni menos que las bases culturales en las que nos apoyamos actuamente. Los contenidos se olvidan, es cierto, pero los procesos para aprenderlos es lo que cala en los alumnos y les da herramientas para defenderse en la vida.
      El inglés sí, pero no a costa de ser un inculto.

  10. Carmen Responder

    21 febrero, 2014 a las 4:18 pm

    Esta claro que aprender un segundo idioma siempre es positivo, pero hay que tener cuidado en como se enseña. Desde mi experiencia, 3 años en un país de habla inglesa lo que mas he aprendido es que un idioma debe ser enseñado por un nativo. lo demás sera perder el tiempo y balbucear. Si a esto sumamos que tampoco estamos aprendiendo lo básico de la enseñanza escolar estamos cayendo en un tremendo agujero de incultos. Yo no tengo hijos, pero, de siempre, me ha preocupado mucho la educación que se imparte en nuestro país. Gracias a los problemas que se me han presentado al salir de España (en cuanto al idioma) es cuando me he dado cuenta de lo importante que es saber ingles, no es suficiente un ingles de gomaespuma. Hay que cambiar el sistema. y un buen punto de partida seria que las clases de Ingles las imparta una persona de habla inglesa, el resto esta en manos de los padres, el hincapié que quieran hacer en sus hijos. Casi todos los dibujos se pueden ver en ingles y hoy en día es muy fácil estar en contacto con este idioma. El resto de asignaturas aprendámoslas en el idioma de Cervantes y aprendámoslas bien.

  11. Angel Responder

    10 junio, 2014 a las 3:49 pm

    Siento aportar un punto de vista discordante. No soy bilingüe, pero doy clase en inglés (también en castellano). Mis alumnos en inglés no aprenden menos que mis alumnos en castellano. Mis alumnos en inglés cogen fluidez y soltura en otra lengua que no es la materna, incluso a veces les corrijo errores y les ayudo a mejorar. A su edad mi inglés era ridículo en comparación.
    No apoyo ciégamente el actual sistema bilingüe en Madrid, porque creo que es MUY MUY MUY mejorable… pero tampoco es el demonio.

Deje un comentario