Beñat Intxausti vence la etapa y se coloca líder de la montaña |
Portada » Deportes » Beñat Intxausti vence la etapa y se coloca líder de la montaña

Beñat Intxausti vence la etapa y se coloca líder de la montaña

Por Fermín Caballero Bojart , 16 Mayo, 2015
Beñat Intxausti (Movistar Team) vencedor de la 8ª etapa del Giro de Italia 2015 (Foto: La Gazzetta dello Sport: NSA/DANIEL DAL ENNARO)

Beñat Intxausti (Movistar Team) vencedor de la 8ª etapa del Giro de Italia 2015 (Foto: Daniel Dal Ennaro)

El Giro cumple una semana y el top ten de la clasificación general promete espectáculo. Entre Alberto Contador y Fabio Aru hay varias diferencias, pero dos evidentes a favor del español: experiencia y técnica. La juventud le ha hecho al corredor italiano desaprovechar el poderío con el que Astana le estaba llevando en la ascensión a Campitello Matese. Lanzó un ataque demasiado temprano (a 5 km de meta) cuando otro astana, Mikel Landa, iba a la caza del cabeza de carrera, y a la postre vencedor de la etapa, Beñat Intxausti (Movistar). Landa entró en meta segundo, tras un tremendo intento perseguidor, con un claro gesto de impotencia contra el manillar.

La otra diferencia entre el español y el italiano se verá claramente, dentro de una semana, en la contrarreloj individual entre Treviso – Valdobbiadene. 60 kms, a pesar del hombro maltrecho, que le van a dar al español la razón de los segundos que va arañando, como los de hoy en la meta volante de Sora donde estuvo muy atento a la bonificación. Aru es un gran rival, joven y bien arropado por Astana, pero su verdadero potencial necesita de porcentajes mayores en la alta montaña.

Y en esa lucha le viene por detrás Urán que con los valiosos segundos perdidos entre la CRE de la prólogo y los cortes, hace otro Giro, guardando sus cartas para las grandes cimas. Entre ellos anda Dario Cataldo (Astana) que si pasa bien la montaña, sus dotes de contrarrelojista (es mejor que Aru), le harán permanecer en el top ten hasta el final. A Landa, de los más completos en todos los terrenos, le van bien los días de lluvia y siempre que los compañeros se lo permitan puede intentar la victoria de etapa que hoy no ha logrado. El italiano Caruso, en edad de explotar y que hizo 9º en la pasada edición de la Vuelta, será otro de los diez a tener en cuenta, y si Roman Kreuziger se decide de una vez por todas a obedecer a Contador, Caruso puede estar por encima del checo, que aún sigue bajo sombra de sanción.

Otro de los hombres experimentados para sobrevivir a este top ten es Giovanni Visconti, un experto rodador que ya sabe lo que es ganar etapas en el Giro. Movistar tiene varios hombres con posibilidades para seguir haciendo bien el trabajo, y el costarricense Andrey Amador tiene mucho que decir en las próximas etapas de alta montaña. Y por último el australiano Porte que hoy ha atacado a tres kilómetros de meta y ha dejado claro que el Giro sí va con él. Es mejor contrarrelojista que Aru y si mantiene el estado de forma demostrado en competiciones anteriores va a optar al podio final de Milán. Por debajo del top ten de hoy hay hombres que pueden subir peldaños y sustituir a alguno de los que están por debajo de los tres primeros. Puede ser el caso de Konig, Atapuma, Van de Broeck o Jon Izaguirre.

La etapa de hoy vistió de azul, rey de la montaña, a Intxausti. El dorsal 111 de Movistar se mantuvo en la fuga intermedia persiguiendo, junto a otros 9 hombres, a los cabeza de carrera hasta los pies del alto que debían escalar. Cuando las rampas comenzaron a ponerse al 7% el de Amorebieta salió en busca de los tres fugados que ya se habían desfondado. Betancur (AG2R) trató de probar pero quedó rebasado por Kruijswijk (Lotto-NL) que parecía un cicloturista alegre y resoplón, hasta que los kilómetros de la larga aventura también le hicieron pagar el atrevido intento. A medias tintas, como perdido en tierra de nadie, sobrevivía el suizo Reichenbach (IAM) que acompañó al de Movistar en las rampas más duras, dando caza al alemán Vandewalle (Trek) que al verlos pasar acomodó su ritmo para sobrevivir al Giro.

Los hombres fuertes de la general trataban de seguir el fuerte ritmo que a Astana le permitían las rampas iniciales y benevolentes del Campitello. Contador bailaba como si la carrera no fuera con él, se probaba como una marioneta sin hilos los dolores del hombro, que en el podio, al recoger la maglia rosa, no le permitieron alzar el cojín con forma de maillot que regalan al líder de la corsa. El ramo de flores lo arrojó con el izquierdo sin demasiado esfuerzo. Ni un gesto de dolor. Ni una pista. Y cuando le preguntaron por los segundos ganados en la bonificación, con su sonrisa de pistolero, respondió que eran buenos para la contrarreloj, la misma donde el hombro le hará sufrir, y donde quiere dejar el Giro sentenciado para limitarse a defender la ventaja durante la última semana.

Foto: Claudio Peri

Foto: Claudio Peri

Salvada la primera semana, una de las más desafortunadas que se recuerdan, por las caídas provocadas por causas que dejan en entredicho la seguridad de los corredores y que los grandes organizadores debieran atajar desde el primer día, mañana el Giro entra en su segunda semana con una brutal etapa rompe piernas. 215 kms entre Benevento y San Giorgio del Sannio con un perfil dentado de media montaña en el que los corredores deberán superar el Monte Terminio (2ª cat.), el Colle Molella (1ª cat.) y el Passo Serra (2ª cat.). Idónea para aventureros sin límites.

Clasificación General después de la 8ª etapa:

1. CONTADOR Alberto 32:40:07
2. ARU Fabio +00:04”
3. PORTE Richie +00:22”
4. CATALDO Dario +00:30”
5. LANDA MEANA Mikel +00:42”
6. KREUZIGER Roman +01:00”
7. VISCONTI Giovanni +01:16”
8. URAN Rigoberto +01:24”
9. CARUSO Damiano +01:34”
10. AMADOR Andrey +01:38”

Deje un comentario