5 artículos de cuidado personal que usas a diario y que están dañando tu salud |
Portada » Salud » 5 artículos de cuidado personal que usas a diario y que están dañando tu salud

5 artículos de cuidado personal que usas a diario y que están dañando tu salud

Por Luis Duato , 9 octubre, 2018

Aunque es verdad que el sector de la salud y el cuidado personal han cambiado mucho en los últimos tiempos, y que todos los productos que se comercializan se han visto beneficiados de las nuevas tecnologías, en algunos se han ido incorporando ingredientes peligrosos que pueden pasar factura a nuestra salud, promoviendo todo tipo de prácticas peligrosas.

Lo cierto es que hoy más que nunca tanto hombres como mujeres se preocupan por qué productos adquieren y qué alimentos ingieren.

Y aunque no lo parezca, el cuidado personal masculino y femenino no es tan distinto como parece. Pero lo que sí que deberíamos tener en cuenta es qué viene en la etiqueta una vez nos llevamos dicho producto a casa.

Haz esta pequeña reflexión: ¿cuántas veces has ido a hacer la compra y has mirado la etiqueta del producto?

Si la respuesta es “muchas” y sabes lo que estás leyendo, enhorabuena. Pero si simplemente te dejas guiar por el diseño y por lo que pone en la parte de delante, entonces este artículo te puede interesar mucho.

Vamos a echar un vistazo a una pequeña recopilación de productos de cuidado personal que, aunque los usamos de forma continuada, son peligrosos y que muchos expertos recomiendan evitar.

productos cuidado personal dañan salud

Jabones antibacterianos

La razón de ser del jabón antibacteriano es eliminar cualquier tipo de bacteria de nuestras manos, y así se evitará cualquier perjuicio en nuestra salud.

Pero tiene un problema: un compuesto llamado triclosán. Como muchos otros cosméticos, interfiere con el comportamiento normal de la función hormonal.

Si se utilizan de forma prolongada, estos pueden causar la proliferación de las bacterias, sobre todo de aquellas más peligrosas que pueden sobrevivir en condiciones extremas.

Y es que las bacterias, de la misma manera que los organismos inteligentes, tienen capacidad para adaptarse al ambiente en el que vive; con el paso del tiempo hasta será capaz de mutar.

Es cierto que la gran mayoría de las bacterias morirá al entrar en contacto con el jabón, pero lo que nos debe preocupar es esa mínima cantidad que sobrevive, ya que se hará inmune al compuesto.

Por ello, cuando usemos este tipo de jabón deberíamos ser conscientes de los riesgos que integra.

Cosméticos compuestos con DEA, TEA O MEA

DEA, TEA Y MEA son las siglas de dietanolamina, trietanolamina o monoetanolamina, y son 3 tipos de compuestos muy peligrosos, presentes en cosméticos que vemos en nuestro día a día.

Estos compuestos afectan también a la actividad hormonal del organismo, incluso hasta se demostrado que propician el desarrollo de algunos tipos de cáncer: aunque no son cancerígenos por si mismo, si que están relacionadas con su desarrollo (sobre todo con el cáncer renal).

Estos 3 compuestos los encontramos habitualmente en muchos tipos de champú, en cremas de limpieza facial y en jabones corporales. En lugar de elegirlos, deberíamos decantarnos por productos orgánicos: cuestan más, pero eliminan tales componentes.

Antitranspirantes con aluminio

Al problema de los antitranspirantes es que la gran mayoría no son efectivos, o no lo son durante todo el tiempo que deberían serlo. De hecho, los más efectivos son aquellos que están compuestos por clorohidrato de aluminio.

Sin embargo, el hecho de que consigan controlar la sudoración no hace que sean más saludables ni mucho menos.

El problema que tiene usar estos desodorantes es que generan una cubierta temporal en los conductos del sudor, y esto hace que pueda fluir en la superficie de nuestra piel.

Aunque no se ha podido comprobar todavía, algunos estudios sugieren que la exposición prolongada a este compuesto podría estar relacionada con la generación de ciertos tipos de cáncer.

Tampones

Los tampones presentan una larga serie de beneficios durante la menstruación, pero también algunos prejuicios importantes. El hecho de que retengan la sangre dentro de la vagina puede incrementar el riesgo de que se produzcan infecciones.

Pero el auténtico problema son las dioxinas, un tipo de compuesto químico derivado del cloro que se utiliza para blanquear el algodón y que supone un riesgo para la salud.

Hisopos/cotonetes

Los cotonetes se han utilizado durante toda la vida para limpiar los oídos. Sin embargo, al usar estos elementos no sacamos la cera, si no que la removemos y la empujamos hacia a dentro, lo que hace que se complique más el problema.

Y tú, ¿qué opinas al respecto? ¿Crees que deberíamos dejar de utilizar estos productos o simplemente optar por versiones más ecológicas y naturales?

Deje un comentario