Apertura de aprendizajes. Un nueva escuela |
Portada » Educación » Apertura de aprendizajes. Un nueva escuela

Apertura de aprendizajes. Un nueva escuela

Por Clara Cordero , 5 febrero, 2014

By Kelly Sikkema

Por todos lados comienza la apertura, tan ancha como el mar. El mundo es nuestra nueva escuela. Con el incremento de las redes sociales y comunicativas podemos aprender de todos, en cualquier momento. Puede ser en la estructura del centro educativo, como es el caso de las escuelas suecas Vittra (libres y públicas, habría que empezar por aquí) bien por la innovación educativa con la inclusión de nuevas vías de enseñar, nuevas metodologías o la inclusión de la tecnología, todo ello muy cercano a los conceptos incluidos en las vídeoconsolas, con distribución por equipos, no por edades, con espacios centrales abiertos (plaza Mii) donde se aprende por experiencia, cada uno a su ritmo y guiados por los que les motiva, con acceso a todo según lo necesiten.

 El siguiente vídeo subtitulado en inglés muestra la última de las “sucursales” de esta escuela:

 Comunicación, creatividad, tecnología, todo ello es lo que vemos en este tipo de escuelas y lo bien que se encuentran sus alumnos, sin barreras, con sus portátiles, música, baile moderno…¡Un ideal!

La innovación educativa, en realidad, trata justamente de esto. De la aplicación de nuevas metodologías ante la aparición de un fenómeno social que lleva a reflexionar acerca del nuevo modelo educativo, poniéndolo en entredicho y construyendo un nuevo entorno social ante el cambio de paradigma que lleve a una investigación educativa de calidad, para que finalmente se produzca el cambio. De aquí, no sólo por la aparición de elementos tecnológicos que han llevado a simplificar determinadas tareas y a reunificar contenidos planteándolos de otra manera diferente, aprovechando los recursos con los que contamos y educando en la nueva era digital que ha irrumpido a tal paso que nos desborda, sino también por ese cambio de mentalidad en los nuevos alumnos que nacen con determinadas aptitudes y habilidades sociales que no son comparables con las anteriores generaciones, nos lleva a una nueva concepción de lo que es la escuela, como la que presenté anteriormente, donde se barajan otras opciones más adecuadas a la realidad en la que nos encontramos, de espacios abiertos, colaborativos y motivacionales, con la inclusión del juego a entornos donde antes no había aparecido (gamificación) o estaba restringido a la hora del recreo, de otros juegos diferentes que también nos ayudan a crecer.

La idea de que cada uno de los alumnos siga su propio ritmo, de manera personalizada, comprendiendo la manera en que aprenden y por tanto desarrollando su pensamiento crítico, estableciendo momentos de diálogo comunitario para debatir conocimientos, ponerlos en común y aprender todos juntos desde la perspectiva original e individual, fomentando la creatividad de cada uno y desarrollando una comunicación a todos los niveles que propicie ese paso adelante que todavía no acaba de calar en nuestras aulas (van dejando de ser magistrales pero todavía queda mucho camino para esto).

Otra escuela es posible, lo vemos constantemente en las innovaciones educativas de otros países, como el caso señalado, ¿Por qué no en España?

 

Deje un comentario