Alejandro Valverde líder de la Vuelta |
Portada » Columnistas » Alejandro Valverde líder de la Vuelta

Alejandro Valverde líder de la Vuelta

Por Fermín Caballero Bojart , 24 Agosto, 2014
Nacer Bouhanni. Foto José Jordan (AFP)

Nacer Bouhanni. Foto José Jordan (AFP)

Atrás quedaron los caballos, el vino jerezano y una CRE limpia. Sin caídas. Castroviejo, sin un guion  predefinido por los azulones del Movistar, se hacía ayer con el maillot rojo de líder. Ocho para uno, uno para ocho. Hoy le tocó el turno a Alejandro Valverde.

En la etapa de hoy, segunda de la vuelta, entre Algeciras y San Fernando, Castroviejo les hizo de aguador, portaba el maillot rojo y el Movistar se permitía licencias, sabedor de que la fuga del día estaba controlada por un pelotón fresco. El calor y el Levante harían el resto para acabar con los cuatro corredores que soñaban sobre la alfombra gaditana, ancha y limpia. Aún no habían asomado los corredores al puente que les llevaría a San Fernando, donde les esperaba el viento lateral. Fuga que se había iniciado, en los primeros kilómetros de la etapa donde les esperaba el alto de Cabrito (3ª cat.). Donde se definió, con seis hombres, el primer maillot de lunares azules. El australiano del Garmin, Nathan Haas, se convirtió en el primer clasificado de la montaña, al pelear el liderazgo con el italiano Kristian Sbaragli del equipo africano, inéditos en la Vuelta, MTN-Qhubeka. Ambos se dejaron caer y solo quedaron Valerio Conti, dorsal 1 por la ausencia de Horner (Lampre le mandó de vuelta a casa por enfermedad),  el navarro Aramendía (Caja Rural) que participa en su tercera Vuelta, Romain Hardy (Cofidis) y el sudafricano del Qhubeka, Jacques Janse Van Rensburg, que pasó primero por el sprint bonificado de Conil.

El pelotón dejaba hacer mientras daba sus primeras pedaladas bajo el calor sureño de agosto (34ºC). Avanzaba la fuga, y el viento favorable generaba al cuarteto una rentabilidad de cinco minutos a su paso por el avituallamiento. Conti, segundo corredor más joven del pelotón (21 años) tras Merhawi Kudus Ghebremedhin, pasaba primero por el sprint de Puerto Real. El italiano se enfundaba la maglia blanca de la juventud al final de la etapa. Por detrás Movistar ya pensaba en el próximo líder, llegando a las zonas ventosas, donde los fugados quedarían indefensos, casi desnudos, por un viento de costado que permitiría al grueso de la caravana acercarse con más virulencia, devorarlos y dejar a los equipos con sprinters todo el protagonismo de la calzada.

A falta de 25 kms los cuatro valientes aún no se daban por vencidos. Solo se veían devorados por las  rotondas del Puerto de Santa María y el reluciente asfaltado del sur andaluz, pero no por la serpiente. Callejeaban refugiados del rugido del “Levante” pero a los sprinters ya les llegaba el olor a velocidad y adrenalina. La carretera se estrechaba a la entrada y salida de las grandes avenidas y la tensión por evitar las caídas era patente. De la urbe al litoral, sin abanicos, el cuarteto flotaba por el puente de Carranza.

Tinkoff mantenía vivo al pelotón resguardando a Contador. Sostenían la primera línea a 45 km/h in crescendo y los fugados ya solo tenían 30 segundos de ventaja. Una ilusión venida a menos. Movistar, Sky y Belkin decoraban, junto a los de Alberto, el ancho de la calzada gaditana. Movimientos que aceleraron el ritmo. Mantenían la velocidad en torno a los 55 km/h y los fugados eran absorbidos, como dunas por el mar.

Orica y Katusha asomaron al juego balanceante de la cabeza de pelotón. Los lanzadores se aplicaban con insistencia, advertidos por los pinganillos del riesgo de cortes. La bahía plagada de naves apostilladas en unas aguas aparentemente mansas, estáticas como el puente que une ambas orillas. Se estrechaba de nuevo la calzada a 10 kms para meta, por una lengua de tierra que les llevaba definitivamente a la meta. A la batalla, entre aceras con bikini, sombrillas abandonadas momentáneamente, motos acuáticas y bandera verde. Al furor de la primera lucha se unía la FDJ, la velocidad no bajaba ya de los 60km/h, el viento de costado buscaba las cosquillas a los lanzadores y bajo la pancarta de 3 kms todo se tornó extraño. La serpiente mudó de camisa. El pelotón aflojaba por detrás, en el corte se quedaron Thibaut Pinot y el irregular Betancur, entre otros, aspirantes a algo serio. La cabeza se estiraba, cual reptil cazando al vuelo un tobogán de asfalto. Vallas, curvas, publicidad, banderitas. Potencia y fuerza francesa tras 4 horas de carrera, donde Nacer Bohuanni (FDJ) alzó los brazos como dos colmillos afilados tras vencer la etapa y hacerse con el maillot verde de la regularidad. Y todos contentos, especialmente los líderes, porque no hubo caídas significativas.

Clasificación general:

1. ALEJANDRO VALVERDE (ESP/MOVISTAR) – 4:15:43

2. Nairo Alexander Quintana (COL/MOVISTAR) – m.t.

3. Andrey Amador Bakkazakova (CRC/MOVISTAR) – m.t.

4. JONATHAN CASTROVIEJO (ESP/MOVISTAR) – m.t.

5. IMANOL ERVITI (ESP/MOVISTAR) – m.t.

6. GORKA IZAGUIRRE (ESP/MOVISTAR) – m.t.

7. Oscar Gatto (ITA/Cannondale) a 0:06

8. Michael Matthews (AUS/Orica-GreenEDGE) a 0:06

9. Maciej Bodnar (POL/Cannondale) a 0:06

10. Adam Yates (GBR/Orica-GreenEDGE) a 0:06

Deje un comentario