Acto de fe en el Palau de la Música |
Portada » Cultura » Acto de fe en el Palau de la Música

Acto de fe en el Palau de la Música

Por Javier Gil , 27 agosto, 2014

Mike Sánchez & Barcelona Big Blues Band + Dani Nel.lo

Fecha: 26 de Agosto de 2014

Lugar: Palau de la Música (Barcelona)     

Fotografía: Gemma Alonso

Dentro del  San Miguel Mas i Mas Festival, los espectadores que asistieron a este concierto presenciaron a un acto de fe, tal y como dijo Dani Nel·lo en un momento de la actuación.

10634241_10204711909220180_2051868054_nEn los momentos actuales podemos apostar por la mediocridad o por lo espléndido. Mike Sánchez, Dani Nel·lo, Ivan Kovacevic y su banda optaron sin más por la segunda opción. En estos días pesa más el ordenador que lo humano, la simpleza más que el arte y encontramos normal, muchas veces, la mediocridad en la música. Pues ayer no ocurrió esto.

Una vuelta de tuerca. Subidos a uno de los escenarios más importantes del círculo musical de nuestro país, ofrecieron un concierto íntegro y redondo para los fanáticos del más puro rythm’n’blues. Mike Sánchez es unos de los pianistas y cantantes más carismáticos dentro de este mundo. Es un auténtico showman, su voz te envuelve igual que aquellos cantantes de mitad del siglo XX. Es capaz de hablar inglés y castellano a la vez poniéndose al personal en el bolsillo. Se entusiasma desde la primera nota. Este londinense puede presumir de haber tocado con Eric Clapton o Bill Wyman.

10622274_10204711909460186_396537953_n

Al otro lado del escenario, se situaba el señor Dani Nel·lo. Probablemente si fuera negro, americano y tocara con la The E Street Band reconoceríamos que es uno de los mejores saxofonistas (no le hace falta, lo es). No tiene miedo al público, lo anima a bailar y desde la primera nota te lleva a esos ambientes de bares con humos decorados con personajes raros sacados de una novela negra.

El acto de fe continua. La Barcelona Big Blues Band es una formación de jump blues i rhythm & blues, dirigida Ivan Kovacevic (cuyo contrabajo parece que esté pegado a él, es una parte de su cuerpo. Baila y lo acaricia). Su sonido demoledor y salvaje te transporta a aquellas bandas de bailes de los años 50 y 60. Es imposible no mover las piernas o, incluso como se vivió durante el concierto, pasar de las formalidades, saltar de tu butaca y bailar. Puro swing. 

A estos músicos que son capaces de transportarte a otra época, a películas en blanco y negro solo merecen agradecerles su apuesta a favor de la transgresión.

10588754_10204711831618240_481414174_n 10588762_10204711816857871_43475894_n 10592251_10204711810697717_1879395227_n 10613967_10204711819697942_1797177593_n 10620922_10204711909060176_905508697_n 10620922_10204711909500187_1482168444_n 10621016_10204711908580164_1066785027_n 10621791_10204711909620190_122890065_n 10637577_10204711823698042_597790492_n 10637682_10204711908820170_613388949_n 10637716_10204711909380184_783108322_n 10643322_10204711908660166_1975323845_n 10653913_10204711813657791_332475438_n 10656483_10204711808257656_946939297_n 10656569_10204711909580189_1977244171_n 10656636_10204711908740168_2048808798_n

 

Deje un comentario