¿A quién le importa la obra de arte? |
Portada » Columnistas » A pie de página » ¿A quién le importa la obra de arte?

¿A quién le importa la obra de arte?

Por Esther Bendahan , 28 febrero, 2014

 

Hay en la obra de Guillermo Mora algo que me recuerda a lo transitorio a una mudanza a lo que se deja o se lleva: unas estanterías que juegan con el equilibrio sobre la que libros que no son libros se acomodan, un juego simbólico donde el espacio se ocupa transgrediéndolo. Obra ocupa denuncia de una realidad que se nos va deslizando hacia el caos sin sentido donde un pasado perverso va reencarnándose viviendo a la vez sobre otros tiempos. Como si ese Ángel del tiempo del que habla Benjamín nos avisara de nuevo.

No sorprende que Guillermo Mora, de la Galería Formato Cómodo, haya ganado el Premio AUDEMARS PIGUET a la producción de una obra de arte en ARCOMadrid 2014 , este premio quiere impulsar la creación e una obra que se presenta como un proyecto. El jurado del premio, dotado con 15.000 euros para la producción de la obra,, compuesto por: Octavio García, director artístico de Audemars Piguet; Ángeles González Sinde, creadora y ex ministra de Cultura; Soledad Lorenzo, galerista; Marga Paz, directora de Asociación Amigos Museo Reina Sofía; Laura Revuelta, redactora jefe del ABC Cultural, y Carlos Urroz, director de ARCOMadrid, ha destacado especialmente la gran calidad de los casi 50 proyectos presentados por galerías y artistas de todo el mundo y destaca el proyecto de Guillermo “cr_O_ma”, por : “la investigación de esta pieza sobre el color, la pintura y escultura, obteniendo una nueva línea de trabajo.”

Lo sorprendente es que haya una marca que ha decidido apoyar el arte. Frente a la distorsión de la idea actual sobre el arte, la perdida de interés general y de los políticos en dejar vías para el desarrollo de la cultura, es una buena noticia que haya empresas emblemáticas que devuelvan la atención hacia la cultura. Si el reloj permite dar medida universal del tiempo, los artistas son aquellos empeñados en hacer visible lo que se oculta en cada tiempo, esta unión de AUDEMARS PIGUET con el arte es un afortunado acierto que permite una llamada de atención y advertencia. Sin arte, sin creadores, sin artistas habrá siempre alrededor una nada amenazante, nuestro tiempo será vacío e incompleto, sin medida ni sentido.

Deje un comentario