A medias |
Portada » Columnistas » A medias

A medias

Por Paloma Rodera , 25 marzo, 2014

sketchbookHoy las relaciones se diluyen, la mayoría de las veces son insustanciales, o momentáneas. Los trabajos carecen por completo de estabilidad; las empresas deciden jugar con nuestros destinos, y nosotros entramos en el juego por una cantidad irrisoria (sea la que sea, lo único que no podemos recuperar es el tiempo que perdermos; por tanto, siempre será poco aquello que ‘ganemos’ en contrapartida con el preciado tiempo que ya ha pasado), de algo que nos sirve para consumir, consumir artículos llamados de primera necesidad, y todos aquellos que no necesitamos tanto. Y entre medias, muy al hilo de lo que yo llamo generación de chicle y da nombre a esta columna, tenemos esfuerzo menguados.

Llevo tiempo viendo como en grandes empresas, eventos y otros actos de gran calado, donde se poseen los mejores presupuestos y los presuntamente mejores profesionales hay una serie de errores, de fallos que dejan a la mitad esfuerzos incompletos. Y yo me pregunto por qué vivimos en la cultura de la falta de remates, de finalizar con solidez aquello que se empieza.

Si trasladamos esto a lo que ocurre en otras esferas y en otros ámbitos de la vida podemos ver como sin remedio vivimos un momento de bocetos, pequeños esbozos de grandes ideas plasmadas en soportes mediocres que quedan inacabadas. ¿Dónde está el contrapunto entre lo sugerente y lo sólido?

2 Respuestas a A medias

  1. Imma Responder

    25 marzo, 2014 a las 12:19 pm

    En ponerle “alma” a lo que se hace…. Nada más!!!!
    Un saludo

  2. Paloma Rodera

    Paloma Rodera Responder

    25 marzo, 2014 a las 6:40 pm

    Sí, Inma, el mundo necesita gente que ame lo que hace 🙂

Deje un comentario